Palabra

Aprendí a leer y a escribir a los 3 años; me perdí todo el Chavo del Ocho por leer a Julio Verne. A los 9 empecé a estudiar francés, y en la adolescencia estudié en un bachillerato bilingüe (el Tec de Monterrey campus Colima) donde me enamoré del inglés y me di cuenta de que los idiomas serían un camino importante en mi vida.

En México traduje por cuatro años en la facultad de medicina de una universidad (cuento más de esa historia en mi página de Movimiento) y durante casi una década allá fui traductor e intérprete de muchos temas: anatomía y el cuerpo en movimiento, principalmente, pero también poesía, teatro y periodismo, e incluso pasé dos años traduciendo el sitio web, los manuales y las comunicaciones de una empresa transnacional de hardware basada en Canadá. Me he interesado en muchos idiomas a diferentes grados de profundidad, y profesionalmente traduzco combinaciones entre inglés, francés y español.

Estudié periodismo, y ejercí como tal en México durante casi diez años. Publiqué más de 700 piezas en medios impresos, entre reportajes, columnas, críticas teatrales, traducción y ficción. Fui corrector de estilo en un diario y director editorial de dos revistas electrónicas. Tuve un programa de radio sobre poesía por 4 años e hice televisión online, principalmente entrevista y análisis político.

En Colima, México, obtuve el Premio Estatal de la Juventud en Literatura por mi trabajo como periodista y traductor de teatro, labores que desempeñé durante la primera década de este siglo.  En 2010 edité el libro Lo escrito por este revolucionario, las memorias de mi abuelo, que también se convirtió en sitio web de referencia para estudiosos de la Revolución Mexicana. En 2012 fui finalista al Premio Alemán de Periodismo Walter Reuter por mi libro Voces de nuestra democracia, en el que publiqué entrevistas a 35 políticos, académicos e historiadores mexicanos de cara a la sucesión presencial de ese año.

La traducción y el periodismo han alimentado mi fascinación por el lenguaje, en muchas de sus manifestaciones. Por una parte, en lo hablado y lo escrito, por mi trabajo como traductor en esas facetas, pero también en lo que respecta al lenguaje de la música, que trasciende los idiomas, y el lenguaje del sistema nervioso: el movimiento. Todo lo que el movimiento dice de nosotros, no solo al mundo externo, sino a nuestra autoimagen, y cómo podemos usarlo para equilibrar pensamientos, emociones y acciones en el mundo, en el idioma que sea, desde un cuerpo consciente.

Vine a Colombia por primera vez en 2011 como traductor de un taller de Ruthy Alon, experta israelí en movimiento consciente, y luego volví varias veces hasta que eventualmente me quedé a vivir en Cali, donde hoy hago música, doy clases de Movimiento Inteligente y traduzco somáticacineteatro y cosas más privadas.

En 2016, le pedí a Ernesto Cortés traducir textos para un espectáculo que presentaríamos en México [Más allá]. Los tiempos eran cortos y los textos poéticos presentaban varias dificultades, pero como siempre, Ernesto hizo un trabajo notable. Su gran cultura, su inteligencia y su finura hicieron de él un colaborador artístico excepcional.

-  Pascal Brullemans, Dramaturgo. Montréal, Québec.

Pascal Brullemans
Algunos clientes

¿Necesitas traducción o corrección de estilo para tu artículo, película, obra literaria, página web o proyecto? Contáctame  y charlemos sobre cómo puedo ayudarte a llevar tu creación a un público francófono o anglófono, y a mejorar la manera en que comunicas tus ideas en español.

¿Necesitas un intérprete para conferencias, entrevistas, clases, webinars o reuniones privadas? Envíame un mensaje y cuéntame qué necesitas para tu evento o proyecto. Vivo actualmente en Colombia y puedo viajar a cualquier parte del mundo para ofrecer mis servicios.

Suscríbete a mi newsletter y recibe cada semana videoclases gratis, música, artículos e información sobre mis próximos conciertos y talleres de Movimiento Inteligente. Ciencia, salud, espiritualidad, bienestar, arte y otros temas, cada semana en tu correo.