Ernesto Cortés

Músico y actor
E-mail: ernesto@ernestocortes.com

En otra vida fui periodista. Publiqué alrededor de 700 piezas en medios impresos de México, entre reportajes, columnas de política, crítica teatral, traducciones literarias, análisis de ajedrez, cuentos y crónicas históricas. En 2010 edité el libro Lo escrito por este revolucionario, las memorias de mi abuelo, que también se convirtió en sitio web de interés para quienes estudian la Revolución Mexicana. En 2012 fui finalista al Premio Alemán de Periodismo Walter Reuter por mi libro Voces de nuestra democracia, en el que hice un retrato de la clase gobernante en México a través de entrevistas a 35 políticos, académicos e historiadores de cara a la sucesión presencial de ese año.

Trabajé una década haciendo teatro, colaborando con compañías como Teatro Rodante, Fora do Serio, Puercoespines, Rayuela y el Tec de Monterrey. Me establecí profesionalmente con Cuatro Milpas Teatro, con quienes actué e hice música durante 6 años, viajando por México y participando en dos coproducciones internacionales con el Teatro Quat’Sous de Montreal, Canadá (una crítica de una de nuestras obras allá). En Colima, México, gané el Premio Estatal de la Juventud, en 2004 en Artes Escénicas y en 2008 en Literatura, este último por mi trabajo como periodista y traductor. La música es otra de mis pasiones desde los 10 años, y he tocado en muchos grupos de muy diversos géneros: son cubano, rock, reggae, bolero, trova y otros sonidos. En 2007 grabé un disco como bajista de la banda CuerdaCueroyCanto y hacia finales de esa década viajé por México haciendo estatua viviente y música callejera. Desde hace 3 años toco con Lavanda Tamarindo, un proyecto de multi-instrumentistas de tres países basado en Cali, Colombia con quienes damos conciertos regularmente.

Mi primer contacto con la terapia para el movimiento se dio hace 12 años, como traductor de una formación profesional en el Método Feldenkrais. Durante 4 años serví como intérprete para expertos en educación somática en la Facultad de Medicina de la Universidad de Colima, México, donde despertó mi interés por este trabajo, que he continuado en Colombia, donde trabajé como organizador y traductor de otra formación de Feldenkrais. Ser traductor es una labor particular, porque uno no solamente vierte a otra lengua el mensaje que una persona enuncia, sino que ese mensaje también deja una huella en el cerebro del intérprete, y en el proceso de pasar las palabras por el filtro del idioma, uno alcanza a atrapar cierta esencia del discurso, y casi como clandestinamente se apropia del conocimiento que pasa entre su oído, su cerebro y su boca. Traducir es otra manera de aprender. Así, además de mi entrenamiento formal como maestro de Movimiento Inteligente, he estudiado con especialistas en Feldenkrais, Bones for Life, Structural Core Therapy, Mantrandala Breathing, música hindú y artes marciales a quienes he tenido el privilegio de traducir en contextos como formaciones profesionales, clases magistrales, seminarios, conferencias, retiros espirituales y consultas individuales.

Actualmente traduzco (somática, cine, teatro, cosas más privadas), doy talleres de Movimiento Inteligente de manera regular en Cali, y mantengo una práctica privada principalmente con músicos y terapeutas holísticos. En Colombia he despertado al trabajo espiritual: en 2017 recibí mi nombramiento como líder certificado del movimiento de Danzas de Paz Universal, formalizando así mi rol en el círculo de DPU de Cali, donde cada semana desde hace cuatro años hago música, dirijo danzas y conduzco caminatas conscientes. También en 2017 fui iniciado como murid de la Orden Sufi Ruhaniat, en donde continúo desarrollando mi trabajo espiritual en el camino de la música y el misticismo Sufi. Estas prácticas enriquecen mi trabajo como terapeuta, ayudándome a cultivar el arte de estar presente y al servicio de los demás.

Considero que la creatividad, la espiritualidad y el movimiento consciente van de la mano como herramientas para la realización personal, y busco transmitir esa integración de elementos en mis clases, asesorías y talleres.

 

Conecta conmigo en Facebook, en Twitter, o suscríbete a mi newsletter.

Acá puedes leer algunos testimonios sobre mi trabajo como traductor, performer y terapeuta.

Ven a mi próximo taller, el 17 de febrero en Tumbaco, Ecuador, con mi colega Raffaella Romaselli.